Hierbas aromáticas para cultivar en tu casa

Hierbas aromáticas para cultivar en tu casa

Las mejores hierbas aromáticas y medicinales para cultivar en tu casa

Las plantas y hierbas medicinales y aromáticas pueden aportar un toque decorativo en nuestro  jardín o como plantas de interior porque se pueden cultivar en macetas comunes de forma muy sencilla y la mayoría solamente requieren los cuidados de cualquier planta común. Pero además, puedes utilizarlas para enriquecer los sabores y aromas de tus recetas culinarias y presumir de utilizar el fruto de tu trabajo.

El cuidado y cultivo supone un excelente entretenimiento tanto para adultos como para niños, que aprenderán las particularidades de la naturaleza de las plantas y la responsabilidad que supone el cuidado de tan singulares seres vivos.

Puedes encontrar una gran variedad de hierbas aromáticas y plantas medicinales, a continuación, te proponemos la siguiente selección

  • Cilantro (Coriandrum Sativum)
  • Cola de Caballo (Equisetum sp)
  • Consuelda Mayor (Sinphytum Officinalis)
  • Cúrcuma ( Cúrcuma longa )
  • Digitalis (Digitalis Purpúrea)
  • Diente de León
  • Eneldo (Anethum Graveolens)
  • Equinácea (Equinácea purpúrea y Equinácea Angustifolia).

Una vez seleccionada la variedad, te proponemos las siguientes recomendaciones que tendrás que considerar para el cultivo y mantenimiento.

El Sembrado, semillas:

Preferiblemente utiliza semillas ecológicas, mucho más duraderas y ten en cuenta como se deben preparar los semilleros y el posterior trasplante a la maceta donde vivirá la planta. Si quieres evitar este trabajo, puedes comprar el recipiente con la simiente preparada para trasplantar. Utiliza compuesto de tierra o comport para rellenar la maceta.

Macetas, tiestos o jardineras:

Al tratarse de planta no muy voluminosas, no es necesario utilizar macetas muy grandes. Si utilizas jardineras decorativas, deberás dejar suficiente espacio entre las plantas para que puedan desarrollarse con normalidad sin llegar a saturar el espacio de la jardinera. El resultado será mucho más decorativo.

El riego y la luz:

Selecciona una ubicación donde la planta reciba al menos entre 4 y 6 horas de luz aproximadamente. Para el riego es muy importante no hacerlo en exceso ya que la mayoría de las plantas de estas características se estropean con un uso excesivo de agua. Coloca una bandeja debajo de la maceta, resultando muy útil para que la planta vaya absorbiendo el agua que necesite. Cuando no haya agua en el plato y notes que la tierra está reseca, quiere decir que es tiempo de proceder a regar la planta.

Author: Aguador Natural

868 227 134